2. Escobillas limpiaparabrisas

En caso de lluvia, las escobillas limpiaparabrisas representan una parte fundamental. Si no barren bien y no evacuan correctamente el agua, (o granizo o nieve), impiden que llegue bien una información preciosa a nuestros ojos. Unos segundos pueden resultar vitales.

Si las escobillas dejan zonas por barrer, originan extraños empañados, hacen ruido o saltos, ha llegado la hora de su reposición. ASETRA aconsejan como adecuado su cambio después del verano.